REMINISCENCIA

Destacado

REMINISCENCIA

Y entonces te das cuenta que ya no hay más recuerdos,

o más bien, que ya no hay lágrimas para mirar con recelos…

Entonces descubres que se van borrando poco a poco los reflejos:

las sonrisas desgastadas….lo que evocaban los atardeceres de aquel tiempo.

Te miras en el espejo de la ausencia recurrente,

y descubres que tus pies descalzos ya no duelen,

que la piel ha templado el sol en tu cuerpo,

y que el aire, ayer pesado, es ligero y es sosiego.

Y entonces te das cuenta que ya no hay más recuerdos.

¡Que los rostros de la memoria ya no son, ni sus manos, ni sus besos!

Entonces hablas con la soledad en el mismo bote, sin remordimientos.

El reloj se ahogó y no escuchaste su llamado.

La arena se enfrío y te arropaste sin cuidado.

Cerraste los ojos sin la presión del insomnio,

y las voces no son gritos, solo pasos ya andados….

By: Paula Ardila – Polie

29 enero 2019

¡Vamos a volar!

Somos seres profundos con mucho que contar. Las letras son mi escape y el papel el confidente de lo que debo relatar. Amigos, amantes de la complejidad: este espacio es solo eso, un rincón en medio de la cotidianidad. Espero que disfruten algunos trazos y versos, que después de décadas quiero compartir. Para que recuerden que sentimos, vivimos y coexistimos, para ver que hay puntos de encuentro a pesar del propio andar…
¡Saludos! ¡Vamos a volar!

SOMBRAS

¿Cómo puede llover y hacer sol al mismo tiempo?
¿Cómo puede el alma resistir el dolor y aferrarse al viento en un intento?
¿Cómo puedo respirar y caminar si cortaron las únicas alas que yo tengo?
¿Cómo puede el alma gritar solo versos de duelo?

¿Cómo le hago vida extraña para borrar los recuerdos?
¿Cómo hago oda austera para no ahogarme en el tiempo?

Recorreré la estrecha senda, como un día recorrí tus huesos,
Caminare sobre las piedras, como un día recorrí tu cuerpo,
Respiraré la esperanza, como las promesas que lanzaste al viento,
Observaré mi llanto desde una esquina                              /en la noche/
como mil veces te observé en mis sueños

Mi lengua seca recordará, aunque duela, el agua
Mi mente cansada dormitará…..mañana
Mi cuerpo usado se fundirá en el desierto,
Mis labios rotos sé que volverán al cielo….

Y al culminar el día llegaré a la cima de este vacío inmenso,
y cada día, un poco más, de carne se recubrirán mis huesos…

De quién embaucaste solo queda un cadáver,
De quién te amó…una sombra ausente,
el eco de lo más oscuro del verdugo del pasado.