REMINISCENCIA

REMINISCENCIA

Y entonces te das cuenta que ya no hay más recuerdos,

o más bien, que ya no hay lágrimas para mirar con recelos…

Entonces descubres que se van borrando poco a poco los reflejos:

las sonrisas desgastadas….lo que evocaban los atardeceres de aquel tiempo.

Te miras en el espejo de la ausencia recurrente,

y descubres que tus pies descalzos ya no duelen,

que la piel ha templado el sol en tu cuerpo,

y que el aire, ayer pesado, es ligero y es sosiego.

Y entonces te das cuenta que ya no hay más recuerdos.

¡Que los rostros de la memoria ya no son, ni sus manos, ni sus besos!

Entonces hablas con la soledad en el mismo bote, sin remordimientos.

El reloj se ahogó y no escuchaste su llamado.

La arena se enfrío y te arropaste sin cuidado.

Cerraste los ojos sin la presión del insomnio,

y las voces no son gritos, solo pasos ya andados….

By: Paula Ardila – Polie

29 enero 2019

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s